Los jugadores de Veracruz sí se presentaron al juego ante Tigres, pero se quiedaron parados durante cuatro minutos y quince segundos, mismos en los que se dejaron anotar dos anotaciones.

La primera anotación por parte del conjunto felino fue de Luis Chaka Rodríguez, mientras que el segundo gol fue de Gignac.

Al tiempo que los futbolistas dentro del campo no se movían, los suplentes se pararon a un lado de la banca en forma de protesta.

Dos minutos después de la anotación del delantero francés, Eduardo Vargas anotó el tercer gol del encuentro con un tiro cruzado, mismo por el cual Sebastián Jurado no hizo mucho esfuerzo.

Con información de Récord.

Deja tu comentario