El niño de 12 años, quien era un turista de Canadá, resultó con una herida menor en una de sus extremidades inferiores, según dijo el cuerpo de bomberos de Fort Lauderdale.

El menor fue traslado al hospital de Broward, en donde se encuentra en recuperación.

En cámara quedó grabado el momento cuando lo ayudaron a subir al barco.

Vino directamente y me atacó en el brazo, yo automáticamente lo empujo, y ahí es cuando me desgarra todos los dedos y en el pecho”, dijo Mario Ávila, quien tiene el brazo vendado y las marcas de los dientes del tiburón en el pecho.

Según Ávila 5 o 6 dientes quedaron marcados en su pecho, muy cerca del corazón.

Deja tu comentario