Las Cámaras de Comercio fronterizas de Tamaulipas expresaron en un informe que rechazan de manera enérgica y sin posibilidad de negociación que el Gobierno Mexicano pudiera llegar a un escenario comercial donde sea doblegado para aceptar ser tercer país seguro.

El aceptar ser tercer país seguro devastará la frágil economía de estados fronterizos y dará a Estados Unidos prácticamente la libertad de disponer de nuestro territorio como patio trasero, destinado a albergar refugiados de otras naciones, casi casi como si le cediéramos parte de nuestro territorio para albergar refugiados que Estados Unidos no quiere en su país“, afirmó Julio Cesar Almazan, presidente de Fecanaco.

Indicó: El hecho que equivaldría a entregar prácticamente parte de nuestro territorio fronterizo“.

En ese sentido destacó que México y las ciudades fronterizas no tienen la capacidad económica y de infraestructura para convertirse en tercer país seguro.

Lo que el gobierno federal simplemente considera esta alternativa de sumisión total e histórica condenaría irremediablemente la zona fronteriza mexicana en todos los aspectos sociales, económicos y de seguridad“, puntualizó.

Deja tu comentario