Tampico.- Una parte de la barda metálica que fue levantada en el ex palacio Andonegui, lo que ahora será el Museo del Niño, fue derribada por el ‘norte’ que se dejó sentir la noche del lunes y madrugada del martes, hecho que por fortuna no causó daños en personas. Un carril debió ser cerrado a la circulación para que personal de gobierno realizara los trabajos pertinentes en el lugar y evitar riesgos para automovilistas y peatones.

A temprana hora cuando vía telefónica notificaron al número de emergencias 911 el derribamiento de aproximadamente cien metros de barda de metal instalado recientemente en lo que fue el penal de Andonegui, ubicado sobre bulevar Portes Gil, en la colonia Obrera.

De inmediato acudieron trabajadores de los que no se dijo si eran municipales o del estado para hacer el levantamiento de láminas y evitar un accidente de mayores consecuencias.

Por fortuna este accidente no dejó personas lesionadas ni daños materiales a terceros, sólo la caida de la barda perimetral.