Jue. Oct 18th, 2018

Retira Pesca estructuras de pescadores furtivos

María de Jesús Cortez
Corresponsal

Tampico.- Tres estructuras colocadas por pescadores furtivos en la zona del mangle de la laguna del Carpintero fueron detectadas este jueves por personal federal de Pesca, acción que dijeron es constitutiva de un delito federal que amerita cárcel y sanción administrativa.

Miguel Ángel Escamilla, oficial federal de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca informó que realizan en esta ocasión recorridos por el vaso lacustre luego de que les hicieron llegar una denuncia pública de pescadores en la zona sobre pesca furtiva en ese lugar.
“No hay permiso de pesca comercial aquí y no se recomienda la captura del producto en esta zona porque tiene algún nivel de contaminación y es dañino para la salud y a parte de esa denuncia de los pescadores furtivos vemos que hay un delito qué perseguir que es el daño al manglar y se persigue por oficio es delito federal”, indicó.
El funcionario federal dijo que están trabajando con la Profepa, Gendarmería, el ayuntamiento de Tampico les está facilitando una embarcación por parte de Protección Civil y van a hacer los recorridos y a ubicar las estructuras que utilizaron los pescadores para apoyarse y pescar y las retirarían.
“Hemos localizado tres y vamos a hacer un recorrido para ubicar cuántas son en total y retirarlas, esto es en la zona de mangle”, resaltó.
Miguel Ángel Escamilla dijo que observaron en días pasados que hubo una persona que fue atacada por un cocodrilo y creen que pudiera ser un pescador furtivo, motivo por el cual tampoco deben hacer pesca en esa laguna.
Al hablar sobre la destrucción del mangle, el entrevistado señaló que implica pena corporal que va de tres a seis años de cárcel.
 “La sanción que se aplica por el delito de la destrucción de mangle es de acuerdo al Código Penal federal establece pena corporal. Hay que presentarlo al Ministerio Público y ya determinará la Profepa la sanción que se le imponga pero pudieran ser de tres a seis años de cárcel”.
Hasta el momento señala que por su parte no ha habido detenciones sino que ellos  aplican sanción administrativa, a menos que fuera veda permanente pero dijo que en esta zona no la hay.
Agregó que aplican una sanción administrativa, se recoge el arte de pesca, el producto en caso de ser necesario pero una presentación al Ministerio Público por pesca furtiva no la tienen.
Entre las especies que dice que capturan en la laguna del Carpintero, el funcionario de Pesca dijo que destacan la jaiba, lisa y algunas especies de escama.
Aclaró que en el mercado de La Puntilla no venden ese producto “Hemos platicado con los compradores de La Puntilla y hemos tocado el tema de la pesca furtiva en la laguna y nos han hecho referencia que ellos no compran ese producto porque es muy característico el aroma y huele a drenaje y ellos no se van a arriesgar a una sanción por parte de Coepris y Salubridad mucho menos a comprar un producto que sea dañino y además afecte la imagen del pescador comercial y la zona de La Puntilla.
En Tamaulipas hay siete oficiales federales de Pesca quienes deben cubrir más de 410 kilómetros de litoral
y laguna madre con más de 240 mil hectáreas.
Reconoce que son insuficientes pero cuentan con el apoyo a través de un convenio con gobierno del estado y sus inspectores de Pesca son diez y los apoyan y refuerzan acciones de vigilancia en el estado.
Sobre los periodos en que hacen las revisiones dijo que no hay fecha. “No tenemos programación, pudiera ser de acuerdo a las fases lunares en la laguna madre pero lo demás es de rutina es todos los días en las zonas donde podamos estar”.
El funcionario federal dijo que la ciudadanía puede canalizar sus denuncias a su número celular que es el 833-167-88-55 e hizo ver que la denuncia ayuda bastante depende de la ubicación del personal para reaccionar.
En cuanto a si deben reponer el mangle los infractores, el informante dijo que no porque el daño está hecho y que hay mangles con tronco muy grueso que ya son adultos y sí se ven dañados totalmente.
Por último dijo la forma en que los pescadores furtivos destruyen el mangle “hacen una estructura para apoyarse como pequeño muelle y de allí poder pescar sin arriesgarse a que los cocodrilos los ataquen”.
Acerca de si hay vigilancia permanente el entrevistado dijo que dentro de lo que cabe sí la hay pues se apoyan con denuncias públicas.
“Ayer hicimos un recorrido y hoy vamos a continuar a ubicar el resto de las estructuras que hicieron los furtivos”, concluyó.