Unos 25 años después de la crisis de 1994, el salario mínimo finalmente recupera a su nivel real e incluso lo superará en los próximos meses, de acuerdo a analistas que reconocen el importante incremento que tuvo por vez primera en más de dos décadas.

La nueva administración Federal anunció que el incremento del salario mínimo de 88.36 pesos por día pasará a 102.68 en todo el país y se duplicará en la frontera norte y Chetumal estás modificaciones representar un incremento anual de 16.2% unos 12.7 puntos porcentuales por encima de la inflación de 3.5% estimada para 2019 por parte de los especialistas de Bancomer.

Uno de los temores asociados al aumento del salario se relaciona con el efecto inflacionario, debido a que existe el temor de que un incremento superior a las ganancias en productividad provoque un crecimiento generalizado en el nivel general de precios.

Sin embargo, especialistas consideran que debido al nivel tan bajo en el que se encuentra el salario mínimo, considerando los aumentos progresivos en los siguientes años, las mejoras en el salario mínimo en el país no provocarán un efecto inflacionario.

La teoría económica concluye que en situaciones de competencia perfecta y en ausencia de fallos de Mercado en los que el salario se determina por las fuerzas de oferta y demanda,  poner un salario por encima del equilibrio del mercado puede resultar en un exceso de oferta de trabajo y por lo tanto en desempleo en aumentos inflacionarios.

A pesar de ello, la teoría también establece que en situaciones de fallas de mercado, por ejemplo en la que los salarios sean menores al que existiría en un equilibrio de mercado, la introducción de un salario mínimo no solamente sería positivo sino que incluso puede aumentar los niveles de empleo.

Deja tu comentario