En tiempo de compensación, Raúl Jiménez se convirtió en el héroe del partido con el que “Wolves” venció por la mínima al Slovan Bratislava por la cuarta jornada de la Europa League, destacando la actuación del portero eslovaco Dominik Greif que realizó varias atajadas importantes que provocaron que la derrota no fuera abultada.

Con este resultado, Wolverhampton se quedó en la segunda posición, pero ahora con nueve puntos; mientras que el equipo eslovaco se estancó en el tercer lugar con cuatro unidades.

Deja tu comentario