Sab. Oct 20th, 2018

Pumas requiere de una hazaña que América ya sufrió en el Estadio Azteca

Ciudad de México –

En la Final del Apertura 2015 los Pumas se quedaron cerca de protagonizar una de las más grandes remontadas de la Liga MX y, aunque marcaron los cuatro goles que necesitaban para darle le vuelta al marcador, en penales los Tigres se llevaron el título de ese torneo.

Esos mismos cuatro goles son los que necesitan este sábado en el Azteca para avanzar a Semifinales ante el América, que ya fueron víctimas de una remontada de ese tamaño hace 13 años.

En los Cuartos de Final del Apertura 2005, el equipo de Coapa que había sido superlíder llegó a la Vuelta con una ventaja de 3-1 sobre Tigres. Pero contra todo pronóstico, los felinos ganaron 4-1 en el Azteca(5-4 global) y eliminaron al equipo azulcrema.

Dos décadas antes, en el torneo Prode 85, las Águilas una vez más estuvieron en el ojo del huracán, pero esta vez fueron los que lograron darle vuelta a un marcador adverso en la Final ante el Tampico Madero, equipo que en el juego de Ida los goleó 4-1 en territorio tamaulipeco.

En la Vuelta, el América se impuso 4-0 para terminar con un global 5-4 y levantar el título esa Temporada, aunque no sin polémica, pues el Tampico despertó muchas dudas por su falta de intensidad y además eran dirigidos por el siempre americanista Carlos Reinoso.

Pero esos no son los únicos ejemplos, pues en la Final del Verano 98 el Toluca marcó cinco goles en la Vuelta, para remontar una desventaja de 4-1 ante Necaxa y así levantar el título.

Además, Cruz Azul y Chivas se enfrentaron en el Repechaje del Clausura 2003. En el primer partido en el Azul, la Máquina arrolló al Rebaño por 4-1, pero en el Jalisco los rojiblancos regresaron el golpe y con un global de 5-5 avanzó a la Liguilla por su mejor posición en la Tabla.

Una de las remontadas épicas más recientes fue en la Final del Clausura 2013, no tanto por la diferencia de goles, sino por el tiempo en el que América logró empatar el marcador global a 2-2 ante Cruz Azul, para llevar la serie a penales y conquistar el título, ya que la Máquina ganaba 2-0 al 88’, pero en dos minutos las Águilas empataron, en una muestra más de que Pumas está contra las cuerdas, pero aún vivo.

 

 

MEDIOTIEMPO