Al menos tres manifestantes palestinos murieron y más de 90 resultaron heridos por disparos de las fuerzas de Israel en el marco de una nueva protesta en la Franja de Gaza.

El Ministerio de Salud de Gaza confirmó que el Ejército israelí mató la víspera a tiros a tres palestinos, entre ellos dos adolescentes, en las protestas que tuvieron lugar a lo largo de la frontera entre Israel y Gaza, reportó el diario Haaretz.

Los muertos fueron identificados como Majdi al Satri, de 14 años; Razi Abu Mustafa, de 43, y Muamen Fathi Elhamas, de 17, quien resultó herido de gravedad y murió en la mañana de este sábado.

Según el ministerio de Salud, en las manifestaciones del viernes resultaron heridos 264 palestinos, 90 de ellos por disparos de soldados israelíes. Once de los heridos se encuentran en estado grave.

Desde que las protestas comenzaron el 30 de marzo, las fuerzas israelíes han matado al menos a 152 palestinos en el enclave costero sitiado e hirieron a más de 16,000 personas, según funcionarios de salud en Gaza.

El Ejército israelí señaló que atacó un puesto de observación del movimiento palestino islamista Hamás en el norte de Gaza en respuesta a disparos de francotiradores contra las fuerzas israelíes.

Según un portavoz militar, unos siete mil palestinos participaron en las protestas del viernes a lo largo de la frontera, en las que se produjeron varios disturbios violentos. Los manifestantes lanzaron piedras y quemaron neumáticos.

Durante las manifestaciones, un grupo de palestinos lanzó un globo incendiario sobre una comunidad israelí del Consejo Regional de Eshkol, cerca de la frontera con Gaza, que provocó un incendio.

Según informaciones de testigos en la franja, un tanque disparó contra un objetivo de Hamás, que controla este territorio palestino, en el este de la ciudad de Gaza sin causar víctimas.

El Ejército israelí informó de que llevó a cabo un ataque aéreo al este de esa localidad contra un grupo de palestinos que lanzaron globos incendiarios.

La frontera entre Israel y el enclave palestino ha sido escenario de un incremento de la violencia desde el 30 de marzo, cuando arrancó la ‘Gran Marcha del Retorno’ para reclamar el derecho de los refugiados palestinos a regresar a las viviendas en las que residían antes de la creación del Estado de Israel en 1948.

Con información de AFP