En un pletórico estadio Do Dragão, la selección portuguesa cerró una gran campaña de manera brilante, coronándose como el primer campeón de la recién fundada Liga de las Naciones de la UEFA frente a su público.

De la mano de Cristiano Ronaldo, los lusos habían arribado a la gran final, después de su portentoso hattrick ante Suiza. Por su parte, su rival de la noche, Holanda, llegaba como una de las sorpresas del torneo después de que dejara en el camino a la favorita hasta ese entonces, Inglaterra en un cerrado juego que acabó decantándose del lado de los tulipanes.

Es así que el primer tiempo se desarrolló en un juego sordo y ríspido, donde ninguna de las selecciones lució, sólo tímidos ataques y disparos se pudieron observar, con el empate en el tanteador a cero, nos fuimos al descanso.

Para la parte complementaria, se vinieron los cambios en ambos cuadros, y no fue hasta los 75 minutos, cuando Guedes con potente disparo logró abrir el marcador venciendo el arco de Cillessen. Después de eso, sólo fue de aguantar los embates holandeses e intentar por medio de descolgadas aumentar el marcador, cosa que ya no sucedió y con el silbatazo final, proclamar a Portugal como el primer campeón de la historia en la UEFA Nations League.

Deja tu comentario