*Exigen los ambulantes trabajar en zona cero

Tampico.- Un grupo de más de 60 vendedores ambulantes que se instalan en el centro de Tampico, entre quiénes se encontraban mujeres jefas de familia, personas de la tercera edad  y discapacitados, se manifestó la mañana de este jueves en el exterior del palacio municipal de Tampico para demandar que les permitan realizar esa actividad.

A través de Ana Rocha Reyes y Yemina Chablé Rosas expresaron que fueron reubicados al segundo cuadro en donde al día apenas obtienen 50 pesos para subsistir, lo que consideraron es nada de ganancias, a diferencia de los gastos en traslado, además de que inspectores de vía pública les han decomisado mercancía.

“Se niegan a darnos la zona centro, en el segundo cuadro no hay nada. Hay gente que ya están que no sacan ni para la comida, nada más los gastos ellos pagan taxi para venirse y todo…somos de aquí de Tampico, hay compañeros que venden troles, fresas, mallones, yo vendo calcetas, otros que venden nopales, frutas, de todo…es que en segundo cuadro no hay nada”, refirieron.

Los ambulantes manifestaron que en caso de no obtener una respuesta favorable por parte de la autoridad municipal buscarán audiencia con el gobernador del estado, Francisco Javier García Cabeza de Vaca e incluso con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador pues hicieron mención que el retiro de comerciantes ambulantes no se dio en pasadas administraciones y también dijeron que reciben intimidaciones por parte de inspectores de vía pública, apoyados por elementos de la Policía Estatal.

“Pasan los inspectores con la policía… oiga no somos delincuentes, no andamos robando lo único que pedimos es que nos dejen trabajar sobre las calles Aduana, Díaz Mirón, Carranza, Altamira, Juárez pero queremos el apoyo del gobernador y si no nos apoya nos vamos a ir con López Obrador, no es justo que sigamos así… somos el pueblo”, añadieron.

A la expectativa y para intervenir en caso  de ser necesario, se mantenían  observando desde la plaza de Armas, un grupo elementos con unidades pertenecientes a la Policía Estatal que portaban equipo antimotines.

Los  oferentes permanecieron en plantón y aunque admitieron que no se les cobra cuota de piso, insistieron en que les permitan  vender sus productos pues dijeron no representar competencia para nadie.