Dos personas han perdido la vida en esta Tampico, luego que contrajeron enfermedades de las que propagan los pichones, reveló el regidor porteño, Rodrigo Azcárraga Salazar, quien trae consigo el proyecto de retirar la venta de alimentos a esas aves en la plaza de Armas para evitar que sigan en ese lugar turístico dañando la salud pública.

Propagan más de 40 enfermedades, muchas de ellas son muy peligrosas pueden causar la muerte y muerte fetal por aborto espontáneo…se acercaron dos personas y reconocieron la propuesta porque ellos son familiares de dos personas que murieron por una enfermedad contraída por palomas ¿cómo se contraen estás enfermedades? mediante polvo fecal y heces hay muchos lugares”, explicó el edil.

Detalló que el retiro de vendedores ambulantes de semillas en la plaza de Armas será gradual ya que en la zona cero no deben de establecerse y se buscará la manera de que mediante el diálogo puedan reubicarlos porque además de que se propicia un problema de salud pública también afectan el patrimonio histórico de Tampico como el Kiosko y la Catedral.

“El reglamento de la Ley de Ingresos no pueden estar en la zona cero, no puede haber vendedores ambulantes pero por una cuestión humana es un gobierno sensible se ha tomado la decisión de cómo hacerle para que los vendedores se vayan a otro punto…que sean reubicados”, recalcó.

Rodrigo Azcárraga mencionó que entre las alternativas para retirar la sobrepoblación de aves se encuentran la implementación de un repelente orgánico que se puede emplear en las superficies para ahuyentar las, halcones, que al consumir un alimento logran esterilizarlas.

Indicó que para hacer frente a la problemática existente coordinación entre el alcalde, Jesús Nader, así como los titulares de las secretarias de Ecología, Alejandra López Sánchez y de desarrollo económico, Efraín Rodríguez.