Pérdidas económicas por “Domingo de Ramos” a puerta cerrada

Domingo de Ramos, otra ceremonia eclipsada por el coronavirus.

Ante la suspensión de eventos públicos en las parroquias en las que incluyen celebraciones religiosas como la del domingo de ramos, todo ello ante la contingencia sanitaria del Covid 19, en Tampico los comerciantes de flores y ramos de palma, artículo fundamental de esta celebración, confirman generará una pérdida económica ante esta emergencia sanitaria atípica, programada dicha ceremonia este año para el domingo 5 de abril de 2020.

Obdulia Reyna Vázquez, Oferente de arreglos florales y material para las cruces de palma para el domingo de ramos radicada en Tampico, lamentó que una fecha que esperan durante todo el año ante las buenas ventas, se haya cancelado, pero dejó en claro que todo sea por la prevención de salud.

Confirmó que durante estas fechas han generado pérdidas económicas y los artículos que ofertan están terminando en la basura, la falta de clientes y actividades por la contingencia, los ha dejado en una severa crisis económica.

Con el Domingo de Ramos comienza la Semana Santa. En esta ocasión se recuerda la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén en medio de una multitud que lo aclamó como el Mesías.

Las ceremonias principales del día son la bendición de las palmas, la procesión, la Misa y la lectura del relato de la Pasión durante la Eucaristía.

Además, se entrecruzan las dos tradiciones litúrgicas que han dado origen a esta celebración: la de Jerusalén y la de Roma.

En la tradición litúrgica de Jerusalén se recuerda el gesto profético de Jesús siendo aclamado al ingresar como Rey de Paz y el Mesías y después condenado para el cumplimiento de las profecías.

Debido a la situación extraordinaria de la pandemia mundial del coronavirus, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos publicó un decreto el 25 de marzo, donde se establece que los Obispos y los presbíteros de los países afectados por el Covid-19 celebren los ritos de la Semana Santa sin la presencia física del pueblo y “en un lugar adecuado, evitando la concelebración y omitiendo el saludo de paz”.

En cuanto a la celebración del Domingo de Ramos, se establece que “la Conmemoración de la Entrada del Señor en Jerusalén se celebre en el interior del edificio sagrado; en las iglesias catedrales se adopte la segunda forma prevista del Misal Romano; en las iglesias parroquiales y en los demás lugares, la tercera”, señaló Vatican News.

Deja tu comentario