María de Jesús Cortez
Corresponsal
Tampico.- Ya son tres semanas las que el hospital del ISSSTE se encuentra con fallas en el sistema de aire acondicionado, situación que mantiene molestos a los derechohabientes quienes deben sufrir su internamiento entre elevadas temperaturas, con el riesgo de empeorar su salud, sobre todo quienes tienen heridas expuestas, entre otros.
Por su parte, los empleados también sufren el calor y deben trabajar en esas condiciones, lo que dicen, resulta una grave falta a sus garantías como trabajadores, sobre todo por las altas temperaturas que se han dejado sentir en la zona.
Pacientes que pidieron quedar en el anonimato, revelan que tienen días internados y deben soportar las altas temperaturas pues el aire acondicionado no sirve en el área de hospitalización.
“Esto es un horno, requerimos del servicio médico y debemos permanecer hospitalizados pero no se siente clima, hace mucho calor y esto no es de hace un día o dos, es más ni de hace una semana o dos, algo deben hacer pero de manera urgente los directivos pues va en riesgo nuestra salud”, señalaron.
En el caso de quienes tienen heridas, dicen que corren el riesgo de infectarse porque la temperatura no es adecuada para esos casos, sin embargo nada pueden hacer ya que el nosocomio no atiende el problema.
Por su parte, Daniel Martínez, delegado sindical en el citado nosocomio, dijo en entrevista que además del área de hospitalización tienen problemas de falta de clima en nefrología, farmacia, área de mujeres, urgencias.
Señala que por cuanto hace al medicamento, corre el riesgo de echarse a perder porque la temperatura no es adecuada y el equipo puede sufrir averías porque deben trabajar también con aire acondicionado y no es así.
Por desgracia, dice el delegado sindical que no hay una fecha definida para que el hospital rehabilite ese sistema de aire acondicionado, reiterando que el problema radica en el aire acondicionado central que registra fallas en un motor, en el caso del área de urgencias, mientras que en el área de medicina de mujeres carecen de una pieza que impide que el aire acondicionado funcione al cien por ciento.