En dos años que lleva al frente del CREDE en Tampico, Ana Bertha Vázquez Hernández revela que la Procuraduría General de Justicia en el Estado no ha resuelto ni un solo caso de robo a escuelas y menos han recuperado los bienes extraídos, lo que deja mucho que desear de las autoridades policiacas.

Entrevistada sobre si en las pasadas vacaciones hurtos a los planteles educativos, la funcionaria estatal dijo que no y que cuando se han dado esos casos los directores ponen la demanda para que la autoridad competente proceda.

“Es una situación que no hemos podido erradicar, lamentablemente hay gente alrededor de las escuelas, el pasado ciclo escolar fueron 10 demandas por robo, pero en comparación a otros años bajó”.

Sin embargo, Ana Bertha Vázquez lamentó que hasta el momento no han tenido respuesta de las autoridades de procuración de justicia, en que se haya recuperado algo de lo que sustrajeron los ladrones.

“No, ni con el sistema de vigilancia se inhiben de entrar, se meten en fin de semana, buscan dinero que es lo que vale”, dijo.

Refirió que las autoridades van y toman huellas y todo, se lleva el proceso en el área de investigación.

“Pero hasta ahorita de lo que tenemos nosotros, llevamos ya dos años aquí, y no se ha resuelto ningún caso”, aseveró.

“Autoridades no informan de nada”

Consideró que la investigación se lleva a cabo cuando ellos ponen la demanda como persona moral y no se les ha informado de que se haya recuperado algo de lo robado.

La titular del CREDE manifestó que este ciclo escolar gracias a la intervención del Ayuntamiento de Tampico no se introdujeron a los planteles educativos los delincuentes, como en otros años, en qué se metían más a secundarias y robaban computadoras.

“Los 41 planteles de tiempo completo tienen cámaras y en escuelas que con el esfuerzo del padre de familia y programas se compraron, un 80 % de las escuelas tienen y se esta analizando a través del gobierno del estado para poder brindarles a través de otros programas este equipo de monitoreo de seguridad”, resaltó.

La funcionaria comentó que esos equipos no han funcionado para identificar a los delincuentes ya que cuando perpetran los hechos tapan las cámaras, porque ya saben dónde se encuentran.

“Podrían ser personas que se encuentran alrededor de las escuelas, por experiencia que tengo como directora que fui, se manejaba que eran los mismos jóvenes que entraban a hacer sus travesuras, actos vandálicos porque no roban, a veces solo destrozan todo el material de los niños, a rayar las paredes y los fines de semana lo que hemos visto es lo que entran a hacer desmanes”.

Finalmente dijo que son los padres de familia junto con la directora los que restituyen lo que los ladrones se llevaron para que los alumnos puedan seguir con sus actividades escolares.