Por segundo día consecutivo, la laguna del carpintero así como el canal de la cortadura en Tampico, amanecieron “tapizados” de miles de peces muertos, a consecuencia de la contaminación que hay en ese cuerpo de agua, que además es el sitio turístico más importante para los visitantes, por su estratégica ubicación en el centro de la ciudad.

Una cuadrilla de más de cien personas de Servicios Públicos de Tampico se encuentra retirando los peces muertos, porque la laguna a empieza a despedir olores nauseabundos, sin que hasta el momento haya alguna autoridad que se pronuncie para revelar las causas de esa mortandad de peces, atribuída en primera opción a la contaminación.

José Schekaiban, director de servicios públicos de Tampico, dijo que son alrededor de 7 toneladas de peces muertos, pero las imágenes que muestran al canal de la cortadura totalmente cubierto de peces en putrefacción, parecen indicar que se quedó corto en sus estimaciones.

El daño ambiental es evidente y además de retirar todos los peces por parte del municipio, se espera que las autoridades den a conocer las causas de la contaminación que ha causado la muerte de estas especies.

Deja tu comentario