En 1733 Antonio Vivaldi (1678-1741) escribió la partitura Motecuhzoma II [conocida como “la réplica indígena de la Conquista”], pero no fue sino hasta 2002, casi tres siglos después, cuando en Kiev se encuentra este manuscrito con mutilaciones severas. Entonces, a partir de ese momento, el músico mexicano Samuel Máynez Champion comienza a realizar una investigación exhaustiva sobre la composición.

Recuperar esa obra ex profeso para conmemorar la llegada de los españoles a Tenochtitlan, le llevó poco más de una década requiriendo, por la magnitud de la pieza, asesoría de dos investigadores del mundo precortesiano: Miguel León-Portilla (1926-2019) y Alfredo López Austin (1936).

Ahora, el Centro Histórico de la Ciudad de México, justo donde hace 500 años se encontraron el tlatoani mexica Moctezuma y el conquistador español Hernán Cortés, será el escenario donde, hoy y mañana, se llevará a cabo el estreno de esa ópera monumental Motecuhzoma II.

La obra operística contará con 150 artistas en un escenario de unos 60 metros de ancho, bajo la dirección escénica de José Luis Cruz e Ignacio García, con la participación de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México con la conducción de Francesco Fanna.

NTX/LGZ/VRP

Deja tu comentario