Mie. Nov 21st, 2018

Inconforma la entrega de fichas en línea de Facultad de Medicina

Tampico.- Un momento tan esperado por padres de familia y bachilleres que desean ingresar a la facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Tamaulipas se vio frustrado luego de que la convocatoria que se abrió en línea no duró más de 40 minutos, tiempo en el que las setecientas fechas disponibles se agotaron sin que muchos alcanzaran una pese a que registraron sus datos e hicieron el procedimiento que creyeron correspondiente.

De acuerdo a la convocatoria emitida por la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, campus Tampico, la convocatoria estaría en línea a partir de las 10:00 horas del 8 de mayo de 2018, sin avisar con anticipación los documentos que el solicitante debería tener a la mano para utilizarlos a la hora de capturar los datos.

Llegado el día, no fue sino hasta las 10:10 horas que se abrió la convocatoria, lo que provocó que muchos alumnos intentaran ingresar dentro del tiempo establecido.

Una vez abierta, el llenado del formato se tornó complicado al no estar bien explícito para el solicitante, sorprendiendo una serie de puntos por cumplir como la entrega de una fotografía digital, RFC y otros datos.

Al concluir el llenado y dar el clásico ‘enter’ para generar la ficha, el sistema enviaba a otra ventana tardando varios minutos en acceder, ante la incertidumbre de quien llenaba el formato.

Fue en la siguiente ventanilla donde mostraba dos leyendas. La primera se refería a que si no aparecía en el formato el folio y datos del solicitante volviera a intentar pero inmediatamente abajo aparecía un ‘Felicidades’ y haciendo saber que había ingresado con éxito sus datos y obtenido la tan anhelada ficha.

Hubo otros solicitantes que si obtuvieron otro documento que les daba el pase al folio, pero en lo generala, el trámite dejó con muchas dudas a los solicitantes quienes al ir en busca de una respuesta a la facultad, fueron reunidos en el aula magna donde con explicación técnica informaron si habían conseguido o no el folio excusándose en que por detalles técnicos cometidos por el solicitante es que en algunos casos no habían logrado generar el número, situación que tampoco se advirtió con tiempo.

Al leer los setecientos nombres de los aspirantes que lograron un folio, los docentes se dieron cuenta que el listado sólo traía 650 y no atinaron a dar explicación al respecto retirándose sin más del aula y argumentando a los solicitantes que quien tuviera dudas entregara su nombre y correo y vía electrónica contestarían.

La situación generó molestias entre los padres y algunos jóvenes quienes intentaron accesar al sistema pero no lo lograron por diferentes razones que la misma facultad no supo explicar.
Incluso se corrió el rumor de que algunas fichas ya habían sido entregadas desde días antes a otros solicitantes, previo a la apertura de la convocatoria.

 

María de Jesús Cortez
Corresponsal