Alejandra Guzmán, quien se encuentra en medio de una guerra de declaraciones con su hija Frida Sofía, fue víctima de la delincuencia cuando unos hombres armados irrumpieron en su casa el pasado 8 de junio para robarle mientras ella se encuentra de gira.

De acuerdo con una indagatoria de Investigaciones de la Procuraduría General de Justicia local (PGJCDMX), un empleado fue sorprendido por un sujeto quien tocó a la puerta del hogar de la cantante para supuestamente entregar un ramo de rosas, en el cual estaba escondida un arma de fuego y que sirvió para amenazar al empleado y obligarlo dejarlo ingresar.

Los delincuentes lograron romper la caja fuerte que se encontraba en una de las habitaciones, llevándose los objetos de valor que ahí guardaba La Guzmán. Asimismo, sustrajeron aparatos eléctricos con los cuales escaparon en una GMC Yukon, camioneta de la estrella musical.

Dicho vehículo fue encontrado más tarde en un centro comercial ubicado en la alcaldía de Xochimilco, al sur de la Ciudad de México.

Hasta el momento, Alejandra Guzmán no se ha referido ante este tema.

Deja tu comentario