Encuestadores del Inegi se quedaron sin trabajo y sin salario

A pesar de que el contrato terminaba hasta el 17 de abril, la emergencia sanitaria por el coronavirus dejó dos semanas antes sin trabajo a los encuestadores del INEGI, que de manera anónima están reclamando el pago completo de sus honorarios, pues la suspensión de actividades se hizo por causas ajenas a ellos.

Desde que comenzó el Censo Nacional de Población y Vivienda 2020 hace unas semanas, los encuestadores recorrieron al igual que en todo el país, las calles de Tampico y Madero, incluso hasta horas de la noche se les veía tomando datos como parte de su trabajo, en medio de las alertas porque la pandemia del coronavirus comenzaba a aumentar el número de casos sospechosos.

De acuerdo a estas denuncias anónimas, ahora los encuestadores se quedaron sin trabajo de manera anticipada y además les están pidiendo la devolución de los gastos de campo que en algunos casos eran de hasta 180 pesos diarios y que se les entregaron de manera anticipada, en los que se incluían sus pasajes de desplazamiento a las zonas de su cobertura; su salario quincenal era de 4500 pesos aproximadamente.

Se trata de al menos un centenar de supervisores, además de encuestadores que ahora están en la incertidumbre, ante la falta de pago de su última quincena de trabajo que muchos de ellos no cobraron.

Las manifestaciones de inconformidad se están dando en gran parte del país, pero en el caso del sur de Tamaulipas, los afectados están alzando la voz a través de las redes sociales, demandando que les paguen sus honorarios, respetando el periodo que concluía hasta el 17 de abril.

Deja tu comentario