A las 5 de la tarde, se rezó un rosario doloroso, previo a una homilía a cargo del Padre, Gustavo Solís, el Presbítero, Edgar Castillo Méndez y Monseñor, Elías Gómez Martínez en la Catedral de Tampico en la que las familias Nader Feres y Hanun Nader recordaron esta tarde a Aída Nader Feres, quien perdió la vida el pasado domingo 19 de mayo en Monterrey, Nuevo León, a consecuencia de un infarto cerebral.

En punto de las seis de la tarde, arribaron el alcalde, Jesús Nader Nasrallah vestía un traje y corbata negros, llevando consigo la urna blanca en la que reposan las cenizas de su hija Aída, mientras sostenía de la mano a su esposa, Aída Feres de Nader que iba vestida de blusa blanca y pantalón negro de vestir.

En la homilía, el párroco Gustavo Solís expresó que la celebración eucarística siempre está llena de afecto y pidió a Dios por el eterno descanso de Aída, así como de manera especial por sus padres, esposo e hijos.

“En su pascua, Aída ha abierto un espacio inmenso para todos. Este espacio es de amor eterno y siempre lo podemos percibir que ella estará siempre presente, ahora con una nueva presencia, ahora está el verdadero amor delante de nosotros, como Cristo con su muerte empezó su vuelta y el vino a nosotros de un modo totalmente nuevo, así nosotros podemos la seguir confiando en las promesas que Dios nos hace poder redescubrir que la vida eterna empieza desde ahora, que la comunión con Dios comienza desde hoy…podemos redescubrir que ahora el camino espiritual de Aída está dirigido siempre a ver a Dios, cara a cara”

A Aída, además de sus padres y hermano le sobreviven: Abraham Hanun Safi, su esposo; sus tres nietos: Abraham, Andrés y Aidita, nació un 7 de mayo de 1986, egresada de la Licenciatura en Comercio Exterior del Instituto Tecnológico de Monterrey y perdió la vida a los 33 años de edad, Monseñor Elías Gómez Martínez roció sus cenizas con agua bendita.

El presidente municipal, Jesús Nader Nasrrallah dirigió unas palabras a los asistentes a nombre de su familia.
” Aidita has sido para mí una persona excepcional…una gran hija, gran hermana, gran esposa, gran madre y gran amiga. Dentro de tus muchas cualidades y virtudes estan en tí: generosidad, sencillez, humildad, espiritu de servicio y un gran corazon…cuidar de tus hijos, mis nietos fue tu gran pasión y alegria. Siempre fuiste la balanza y estabilidad absoluta de toda nuestra familia, si me quiebro al hablar es porque parte de mi corazón también lo está. Nos has dejado tu gran legado, tres semillitas: Abraham, Andrés y Aidita, tus hijos mis hermosos nietos, llenos de amor y de deseo de caminar en esta vida que tú les regalaste y que nosotros trataremos de hacerlo extraordinario como tú lo hiciste con ellos. Has dejado en cada persona que te conoció un pedacito de ti. Aidita siempre te llevaré dentro de mi corazón y mi alma se que ahorita estás mejor que nosotros, acompañando a Dios como una de sus angelitas consentidas, te quiero y siempre te querré. Quiero agradecer en nombre de mi valiente esposa Aída y de mi hijo, Jesús a toda mi familia, a todos mis amigos y al gran número de personas que estuvieron orando por Aidita, su partida deja una profunda huella en todos nosotros pero su legado y sonrisa perdurará en nuestros corazones. Muchas gracias a todos por acompañarnos que Dios los bendiga”

A la misa de la hija del alcalde, Jesús Nader Nasrallah y la presidenta del DIF, Aída Feres Nader, asistieron: el secretario de turismo de Tamaulipas, Fernando Olivera Rocha; el empresario, Robert Fleishman; los alcaldes de Altamira, Alma Laura Amparan Cruz, de Madero, Adrián Oseguera Kernion; de Reynosa, Maki Ortiz; el presidente del Partido Verde en Tamaulipas, Patricio King López; el presidente de Coparmex, Arturo Narro Villaseñor, el gerente de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado, Adolfo Canal Ruiz; Mon Marón, candidato del PAN a la diputación local por el distrito 21, entre otros representantes de los sectores público, privado y de la sociedad en general.

Por el número de asistentes, se implementaron medidas de seguridad y protección en el interior y exterior de la iglesia Catedral por parte de las autoridades municipales de Tampico que con apoyo de la Secretaría de tránsito cerraron la calle Carranza entre Colón y Olmos, además de que se instaló un templete en dónde se colocaban arreglos florales y se observaba una ambulancia en caso de requerirse.

Al final de la misa el alcalde, Jesús Nader Nasrrallah y su familia permanecieron en la Catedral recibiendo condolencias de manera personal por parte de los asistentes.

Deja tu comentario