El doctor Héctor Serrano, responsable del Laboratorio de Biología Molecular y Regulación Endócrina de la Casa abierta al tiempo, destacó que si bien aún no es posible hablar de una “croqueta anticonceptiva” para inhibir la reproducción canina callejera, el objetivo es contar con productos de administración simple –por vía oral– para lograrlo, como ya es aplicado en palomas y murciélagos.

El doctor Serrano precisó que la tésis de maestría de la alumna Sheila Irais Peña Corona propone un sistema de cultivo tridimensional in vitro, cuyas consecuencias en el desarrollo de folículos maduros –necesarios para la reproducción en perras– es la inhibición de la fertilidad potencial.

No podemos hablar todavía de una croqueta anticonceptiva, sin embargo hemos visto que los tratamientos producen modificaciones importantes en los parámetros reproductivos”.

México encabeza la lista con 23 millones de caninos que están abandonados o perdidos. La Asociación Mexicana de Médicos Veterinarios Especialistas en Animales Pequeños, dice que las cifras aumentan en un 20% cada año.

Peña Corona, desarrolló y patentó un método de control de la natalidad que no es invasivo y no tiene efectos negativos en las razas.

Está en etapa experimental, nuestra idea es encontrar una solución que no sea dañina para los perros, o invasiva como esterilización quirúrgica, además, también hay otras formas de esterilizar a los perros que pueden causar problemas“, dijo.

Deja tu comentario