Tampico.- Fue la familia del bebé la que tardo en recoger el cuerpo cuando se les había dicho que sólo tenían ocho horas para hacerlo pues el refrigerador no tiene capacidad para conservarlos más tiempo, reveló el director del hospital Carlos Canseco de Tampico, Luis Antonio Núñez al hablar en torno al caso del cuerpo del nonato que afirma el matrimonio que les fue entregado en estado de descomposición e incluso lleno de hormigas.
En rueda de prensa convocada la mañana de este viernes para dar su versión en torno al caso, el director del nosocomio detalló que la mujer embarazada ingreso al nosocomio el pasado jueves 30 de agosto quien presentaba un embarazo de 36.2 semanas.
“La paciente ingreso a las 14:30 horas con un producto óbito (sin vida) y se conduce el trabajo de parto obteniendo un producto óbito el día 31 de agosto a las 1:07 horas con un peso de 2,700 kilos”.
Agregó que egresó a domicilio el mismo día 31 de agosto 16:00 horas .
Núñez García indicó que el hospital a su cargo cuenta con un servicio de anfiteatro que no es funerario no velatorio. Tienen allí un sistema para mantener los cuerpos sin vida durante determinadas horas en sistema de refrigeración.
“Quiere decir que este cuarto tiene un sistema de aire acondicionado pero los cuerpos se mantienen dentro del sistema de refrigeración. En el momento en que específicamente en este caso el producto óbito se obtiene se le pasa a la mamá, lo ve y corrobora el estado del bebé, se informa a los familiares que no tiene vida y luego el cuerpo con la enfermera, trabajo social y el camillero lo depositan previa limpieza y con un protocolo de cubrimiento con apositos estériles en el refrigerador del hospital.
Dijo que cuando sucede una mala finalización de embarazo se le informa directo al familiar que el cuerpo del bebé no puede permanecer más de ocho horas en el refrigerador del hospital y de hecho el protocolo que siguen las funerarias cuando se les avisa es que el producto se lo llevan para prepararlo pero no pueden pasar más de ocho horas porque tenemos un refrigerador para mantener el cuerpo en las mejores condiciones para que pueda tener el servicio, ya sea de velación, de cremación o entierro pero aclaró que no cuentan con un congelador como lo tienen los servicios funerarios para conservar un cuerpo 24, 48 o 36 horas, ni tampoco los preparamos para que pasen directo a la funeraria.
Luis Antonio Núñez explicó luego que parte del protocolo de egreso de los cuerpos cuando son reclamados por la funeraria el hospital en el momento en el que la embarazada se va a su domicilio después de que tiene un obito no se puede ir la embarazada mientras no se vaya el cuerpo.
“Aquí según investigaciones hechas lo que sucedió es que la mamá del producto egresó a las 16:00 horas del 31 de agosto y el cuerpo del bebé lo recogieron a las 9:25 horas del sábado 1 de septiembre”.
Se mantuvo en el refrigerador sin haber Sido reclamado por ni fin servicio funerario más de 24 horas, prácticamente estuvo 31 horas en el refrigerador”.
El director señala que los papás sabían que no podían tener el cuerpo en refrigeración más de 8 horas, yo no puedo sacarlo del refrigerador porque legalmente no es correcto pero dijo que los familiares sabían que  el cuerpo no puede estar más de ocho horas “el refrigerador no tiene capacidad de mantenerlo tanto tiempo porque si pasa más tiempo empieza un proceso de deterioro habitual”.
Dijo que tampoco pueden enviarlo a la fosa común sino lo reclaman.
La autoridad médica comentó que están investigando y supo que el papa del producto pidió que se quedara el cuerpo más tiempo en el hospital para que la mamá estuviera preparada y pudiera ir al servicio funerario.
“Me llama la atención por eso estamos investigando y tenemos la instrucción directa del estado de averiguar porque nosotros no podemos retener gente dentro del hospital es responsabilidad del paciente y ellos sabían perfectamente bien que el producto no se podía quedar aquí, sin embargo pidieron de favor que por el dolor que habían estado sufriendo se quedará más tiempo el producto aquí pero no dijeron cuánto era ese tiempo”, asevero.
Reconoce que fue en el área de trabajo social donde solicitaron más tiempo y que ellos lo autorizaron pero mencionó que en el caso están investigando esa y otras áreas.
Sobre el hecho que menciono el padre del bebé de que le entregaron el cuerpo con hormigas, Núñez García dijo que el protocolo para un obito lo limpian y se pone en apositos estériles “si el servicio funerario que en este caso fue el DIF Tampico comenta que no estaba en condiciones óptimas e incluso señalan que estaba en estado de putrefacción, no pueden determinarlo porque eso solo lo determina un patólogo.
Si dicen que el cuerpo no estaba en condiciones óptimas eso no es del todo incierto porque obviamente el cuerpo estuvo en el refrigerador.
“Si dicen que el cuerpecito tenía hormigas es algo que debemos investigar, no estoy en postura de decir que no tenía hormigas, eso yo lo tengo que investigar y en eso estamos”.
Lo que si dejo claro  el informante es que la investigación va hacia todo el personal que estuvo relacionado con el mantenimiento del cuerpo del bebé y la persona que lo entregó.
Luis Antonio Núñez comentó luego que entiende que la parte quejosa de su versión sin embargo aclaró que el hospital también tiene la suya e hizo ver cómo el papá afectado dice que tiene una misa preparada a la una de la tarde en catedral si apenas recogieron el cuerpo a las 9:25 del sábado.
“Si vienes por un cuerpo a reclamarlo a las 9:25 horas vas a prepararlo y más si lo vas a velar o hacer misa y la preparación de un cuerpo lleva más de tres horas entonces cómo iban a hacer misa de cuerpo presente si el cuerpo no está preparado, analicen porque las horas no concuerdan”.
El director aseguró que de haber responsabilidad y si alguien de su personal incumplió en una regla sanitaria los responsables serán sancionados y mencionó que aplicaría una sanción administrativa en este caso.

Deja tu comentario