dom. Feb 23rd, 2020

Confirman primer caso de Coronavirus en Estados Unidos

Autoridades estadounidenses detectaron este martes el primer caso de coronavirus en el país, específicamente en Washington, según el diario The New York Times.

“El paciente, que fue hospitalizado con neumonía la semana pasada, recientemente había viajado a Wuhan, China, donde el brote parece haberse originado”, destacó la publicación.

Durante el fin de semana, los investigadores hicieron análisis a la persona, quien resultó positivo ante este padecimiento. Se reporta ‘bastante enfermo’, según el NYT.

China elevó más temprano el número de casos confirmados a 291 y confirmó el deceso de seis personas a causa de este virus, parte de ellos (139) el pasado fin de semana. Mientras que la gran mayoría de los casos están en Wuhan, una ciudad de 11 millones en el este de China, se han reportado infecciones en Beijing, Shanghai, Tianjin, Zhejiang y Henan.

También se han registrado brotes en naciones como Japón, Tailandia y Corea del Sur

Los funcionarios de salud aún no saben qué tan peligroso es el virus o exactamente cómo se propaga, pero el rápido aumento de las enfermedades ha provocado el cierre de las fronteras y un rápido intento de localizar contactos de aquellos que se han enfermado.

El miércoles, la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene previsto debatir si declarar la situación como una emergencia de salud pública de interés internacional, una designación utilizada para epidemias complejas que pueden cruzar las fronteras.

Rusia ha intensificado los controles fronterizos con China, y Estados Unidos ha establecido puntos de control en el aeropuerto para los pasajeros que vienen de China. Este día, Estados Unidos precisó que había agregado nuevos puntos de control en Atlanta y Chicago, además de los existentes en Nueva York, San Francisco y Los Ángeles.

Algunos casos nuevos han involucrado a médicos y enfermeras, una señal de que el virus se transmite de persona a persona.Los primeros días del brote han evocado comparaciones con el SARS, o Síndrome respiratorio agudo severo, la enfermedad que se propagó a través de aeropuertos y hospitales de todo el mundo en 2003, matando a casi 800 personas en cuestión de meses.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, declaró que el presidente Donald Trump ha sido informado sobre el brote de Wuhan. Ella no quiso decir cuándo ocurrió el informe o quién lo entregó.

La infección, que puede causar neumonía en pacientes, ha provocado comparaciones con el SARS. Ese síndrome se originó en China y se propagó a través de aeropuertos y hospitales de todo el mundo en cuestión de meses a principios de la década de 2000.

Si bien no está claro cómo el virus de Wuhan se compara con el SARS en cuanto a fuerza o transmisibilidad, con la temporada de viajes del Año Nuevo Chino a punto de enviar a miles de millones de personas en viajes de vacaciones, nadie quiere arriesgarse.

“La velocidad con la que se ha identificado este virus es testimonio de los cambios en la salud pública en China desde el SARS”, indicó Jeremy Farrar, director del Wellcome Trust, en un comunicado.

“Sin embargo, sabemos que hay más por venir de este brote, y dado que los viajes son una gran parte del año nuevo chino que se aproxima rápidamente, es cierto que los niveles de preocupación están en el nivel más alto”.

Una declaración de emergencia de la OMS podría incluir recomendaciones para restringir los viajes o el comercio para detener el brote.

La agencia ha formado equipos en su sede de Ginebra para estudiar el virus, su propagación y sus síntomas y está enviando un equipo a China para ayudar a reunir información, según David Heymann, un investigador de enfermedades infecciosas en Reino Unido que asesora a la agencia.

Un tema importante en las deliberaciones del panel será la gravedad de las infecciones. Algunas de las muertes reportadas hasta ahora parecen haber sido en personas enfermas y de edad avanzada, lo que sugiere que el virus representa el mayor peligro para las personas cuya salud ya está comprometida, afirmó Heymann.

Tanto el virus Wuhan, conocido como 2019-nCoV, como el SARS pertenecen a la familia de los coronavirus, llamados así por su forma de corona.

Muchos de estos virus cruzan la barrera entre los animales y los humanos, como parece haber hecho el virus Wuhan, según Heymann, quien también es profesor de epidemiología de enfermedades infecciosas en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, quien anteriormente pertenecía a los CDC de EU. A menudo toma tiempo determinar qué forma tomará el nuevo virus.

Algunos virus, como la rabia, infectan esporádicamente a los humanos a través del contacto con animales, pero no se pueden transmitir de persona a persona.

Otros, como el ébola, emergen en pequeños brotes, retroceden y luego reaparecen. Algunos de los más peligrosos, como el VIH, evolucionan a formas que infectan a los humanos de manera generalizada y persistente.

El nuevo virus “podría ser el número 2 o 3, esa es la preocupación”, aseguró Heymann en una entrevista. “Necesitamos suficiente información para hacer una evaluación de riesgos adecuada”.

A pesar de las preocupaciones, el nuevo virus es probablemente menos mortal que el SARS, consideró el profesor asociado de la Universidad de Sydney, Adam Kamradt-Scott .

“Es importante destacar que este virus en este momento ha estado causando enfermedades leves en la gran mayoría de las personas que han sido afectadas”, destacó en una entrevista en Bloomberg TV.

“Hay alrededor del 10 por ciento de los casos que han terminado en estado crítico y ha habido muertes, pero la gran mayoría de las más de 200 personas infectadas han resultado en una enfermedad leve”.

Con información de The New York Times

Deja tu comentario