México, 26 Feb.- Más de 189 mil visitantes disfrutaron la exposición “Adictos a Remedios Varo. Nuevo legado 2018” que el Museo de Arte Moderno (MAM) presentó sobre la pintora y escritora nacida en España y nacionalizada mexicana.

“En el último día de visita a la exposición acudieron cientos de personas que desde antes de que el MAM abriera sus puertas ya hacían largas filas. Muchos de ellos ya la habían visto, pero regresaron una vez más a ver la muestra”, detalló la institución en un comunicado.

“Adictos a Remedios Varo” exhibió las obras “As del volante”, “Ascensión al monte análogo” y “Ramo floral”, así como 250 dibujos preparatorios, bocetos y aproximadamente 506 objetos personales de la pintora surrealista.

Se pudieron apreciar, igualmente, 50 bocetos y dibujos preparatorios de la artista, tres óleos, cinco “guaches”, un acrílico, una impresión offset y cinco obras mixtas sobre papel., así como 55 piezas prehispánicas, tres pinturas de otros autores, 75 fotografías, siete documentos, 79 libros y 220 objetos personales de Varo.

También se exhibió por primera vez un vestido con el que Remedios posó para un fotomontaje donde aparece con la mitad del rostro de Benjamin Péret, así como una fotografía en la que la también la artista Leonora Carrington posa junto al vestido.

Walter Gruen, quien fuera esposo de Remedio Varo hasta 1963, año en que la pintora falleció, hizo una donación al museo en el año 2002 de 38 pinturas y dibujos, al que después sumó otro óleo”, recordó el museo.

Anna Alexandra Varsoviano, última esposa de Gruen, estipuló en su testamento que tras su muerte parte del archivo personal de Remedios Varo pasara a manos del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), lo que sucedió en 2015.

“Casi 500 libros de la biblioteca personal de Varo, así como ejemplares de diversos autores dedicados a la obra, el pensamiento y la vida de la artista, engrosaron el fondo que resguarda el MAM”, resumió.

“La exposición es la primera revisión del MAM al archivo recién integrado a su acervo, en el que se documenta su llegada al continente americano después de salir de Europa en 1941, y es una herramienta imprescindible para entender la vida de los inmigrantes que durante la Segunda Guerra Mundial llegaron a México”, añadió.

NOTIMEX