Al igual que en las elecciones de 2012, Andrés Manuel López Obrador eligió el Hotel Hilton de Reforma, en la Ciudad de México, como su bunker de campaña.

Tras emitir su voto por la activista coahuilense Rosario Ibarra Piedra, se trasladó a las oficinas de Morena para reunirse con su equipo de campaña.

Alrededor de las 14:00 h, salió rumbo a su casa para comer con su familia, asegurando sentirse “muy bien y de buenas”, además de desear “con toda su alma y corazón” que no haya violencia.

Entrada la noche, aguardará en el Hotel Hilton para esperar los resultados. Dentro del inmueble se habilitó una salada de prensa para los reporteros.

Con información de Milenio