En 2018 la AMPI Tampico detectó con clientes de la zona sur al menos 20 fraudes inmobiliarios donde le pedían al cliente dinero como promesa de pago para comprar una casa pero al final no le devolvían el dinero.

“En 2018 supimos de 20 casos de fraudes, con agravio de entre 150 a 200 mil pesos, son por lo general de promesas de venta, de cada caso son alrededor de 10 a 20 mil pesos”, indicó Bruno Ceja, presidente de la AMPI Tampico.

Explicó que para reducir los fraudes se busca la aplicación de una Ley Inmobiliaria que ya fue aprobada y de la cual se necesita el reglamento.

“Hay gente que no conoce del tema y trata de vender propiedades, sabemos por clientes que nos han comentado que les han defraudado antes, la gente cada vez esta mas enterada y puede evitar caer en en los fraudes, ya está el reglamento y tenemos el apoyo completo del gobernador del estado para sacarlo adelante, estimamos que este año quede listo”.

En caso de ser víctima de un fraude pueden ir a la Profeco, recomendó siempre pedir documentos si van a pagar algo, un recibo que le permita demostrar que pagó la cantidad y en dado caso interponer una demanda.

Reconoció que esta situación se da mas en Altamira y con personas de escasos recursos que desconocen el procedimiento de compra-venta, lamentó que en la mayoría de los casos no haya detenidos, al no tener con que sustentar el fraude.