Ciudad Madero, TAM.- Al señalar que existe un problema serio de basura e inundaciones en la urbe petrolera, el alcalde electo, Adrián Oseguera Kernion, dio a conocer que serán las prioridades con las que arranque su gobierno, pero dejó en claro que de encontrar irregularidades no será ‘tapadera’ de nadie y se actuará conforme a lo que marca la ley.
Entrevistado en el aeropuerto de la ciudad, poco antes de partir a la Ciudad de México donde se reuniría con Senadores y funcionarios a nivel nacional, el alcalde electo dijo que lleva entre sus encomiendas en la capital de la república, un paquete de obras para 2019 del orden de los mil 700 millones de pesos.
“Este paquete es para la obra pública del 2019, vamos a ver cuánto podemos rescatar de la Ciudad de México, va a ser de gran ayuda los senadores que tenemos para sacar adelante y con bien nuestras gestiones”, recalcó.
El presidente de la urbe petrolera a partir del 1 de octubre señaló que ese paquete de obras incluye pavimentación, limpieza de canales, construcción de drenes pluviales, saneo de lagunas, eje vial en Ejército Mexicano y avenida Monterrey, que dijo, son obras importantes.
Y es que Oseguera Kernion hizo ver el serio problema de inundaciones y se comprometió a que atacarlo será una de sus primeras acciones de gobierno.
“Ahorita va eso y la recolección de basura ya que tenemos ahorita un grave problema, tenemos de diez camiones de basura que compraron sólo dos están en servicio los otros descompuestos son 24 en total es serio problema que a partir del 1 de octubre vamos a comenzar a atender con mucha responsabilidad esos temas y no va a haber horario para nosotros”, recalcó.
Adrián Oseguera comentó luego que tan grave es el problema que han detectado que están desmantelando los contenedores de basura “les están metiendo soplete para venderlos como chatarra, hay un serio problema y lo vamos a atender, sabemos la magnitud del problema pero también la magnitud de las ganas que tenemos de trabajar para sacar adelante a Ciudad Madero”.
Sobre si va a actuar en caso de detectar irregularidades una vez que llegue a la silla municipal, el alcalde electo dijo que la ley les da 60 días para revisar anomalías “espero no encontrar ninguna porque a ningún maderense nos conviene encontrar irregularidades y vamos a revisar pero si las hay no voy a ser tapadera de nadie y esperemos no encontrar nada mal, sino todo bien por el bien de todos, vamos a checar esos 60 días y luego dar a conocer lo que nos encontramos”.
Reconoció que el ayuntamiento tiene pasivos de trienios anteriores y no quieren encontrarse con más carga financiera.

Deja tu comentario