Un hombre de avanzada edad fue abandonado la mañana de este viernes por sus cuatro hijos y su esposa bajo un arbol cerca del mercado de mariscos “La Puntilla” pues representaba un cargo para sus consanguíneos ya que está enfermo y no trabaja.

Se trata de quien dijo llamarse Francisco, señor que se dedicaba a “filetear” pescado en la central de abastos en cuestión, lugar donde trabajó por más de 20 años.

La denuncia fue hecha por vecinos del lugar quienes al darse cuenta de la ingrata acción por parte de los hijos y esposa dieron parte a las autoridades no sin antes darle agua y comida así como procurarlo pues lo dejaron en el suelo y sólo con un bastón y una andadera.

Fue el mismo don Francisco quien con lágrimas en los ojos explicó que padece de ciática y ya no puede trabajar pues tiene problemas para caminar por lo que sus familiares, sin consideración alguna lo abandonaron en la vía pública.

Acostado sobre cartones y una almohada y vestido sólo con un short y una playera fue hallado este hombre de la tercera edad, soportando el intenso calor y corriendo el riesgo de ser picado por algún animal.

Me dejaron aquí y ahora no sé qué va a pasar conmigo, algunos amigos vienen y me dan de comer, me traen jugos y agua para que no tenga sed, pero de mi familia no sé nada desde que me dejaron aquí”, finalizó.

Deja tu comentario