redaccion.la.funcion@gmail.com
Imprimir
PDF

EL FRANCOTIRADOR / EL CHANTAJISTA



alt

Mientras el PRI nacional de Enrique Ochoa Reza retira la fotografía de Humberto Moreira Valdés de la galería de presidentes después de que fue expulsado, en Tamaulipas no hacen nada con Tomás Yarrington Ruvalcaba.

Tomás Yarrington Ruvalcaba fue expulsado del PRI el 16 de diciembre de 2016 por estar acusado de graves delitos, que ahora ya lo tienen en la cárcel, pero el Comité Directivo Estatal del tricolor en Tamaulipas no han retirado hasta la fecha la fotografía del ex gobernador de la galería de presidentes de este partido que se ubica en el primer piso del edificio estatal tricolor en Ciudad Victoria.

Aída Zulema Peña Flores, presidenta del PRI Tamaulipas, no ha movido la foto del matamorense, a pesar de que la detención en Italia del ex jefe del ejecutivo estatal fue un escándalo.

Y esta inacción tampoco es congruente con la dirección del PRI Nacional que aplica Enrique Ochoa Reza. ¡Ah! Pero hay otra fotografía polémica en esta galería estatal de presidentes del PRI, se trata de la foto de Felipe Garza Narváez, quien ya renunció por escrito al priísmo tamaulipeco.

Aunque apenas Felipe Garza renunció al partido que le dio todo el pasado miércoles 26 de abril, sin embargo en este ejemplo tampoco la dirigencia estatal del PRI a anunciado que se retirará la fotografía de quien ya se fue renegando de su partido.

Por cierto ya que hablamos de Felipe Garza Narváez, les cuento el trascendido del verdadero motivo por el que renunció el dentista a su partido.

Cuentan en los pasillos priístas que hace pocos días Felipe Garza Narváez se encontraba en un restaurante y se topó con Aída Zulema Peña Flores, y se saludaron afectuosamente y se quedaron de ver para días más adelante. La reunión se pactó para un sábado.

Llegó el sábado de la cita y Felipe Garza Narváez, bien acicalado como siempre, se presentó en el lugar de la cita con su presidenta de partido.

¡Pero oh sorpresa! Aída Zulema no se presentó, y en su lugar apareció un sujeto de los que asisten a la presidenta en el partido, y le dijo a Felipe Garza que su jefa no iba a poder asistir a la reunión y que en su lugar lo mandaba a él para que discutieran todas las inquietudes partidistas y electorales que tuviera.

Eso molestó mucho al dentista que siempre ha tenido aspiraciones protagónicas. Y enojado, Felipe Garza Narváez contestó “tú y Aída se van mucho a chingar a su ma…”. Al menos eso es lo que se cuenta tras bambalinas en ese teatro burlesque en que se ha convertido el PRI Tamaulipas. ¿Ese fue el motivo de su renuncia? Parece que sí, porque se sintió ofendido.

Pero mire. La anterior historia concuerda con otra que protagonizó el mismo prófugo del consultorio dental y que lo pinta de cuerpo entero.

De acuerdo a un testigo. Acababa de correr el año 2006 y era el sexenio de Eugenio Hernández Flores y Felipe Garza Narváez, entonces presidente del PRI estatal, fue citado a Casa de Gobierno.

Geño lo saludó y enseguida le entregó una lista de candidatos a diputados federales diciendo...”Esto decidió el partido”. El dentista Felipe se quedó mirando los nombres escritos en la hoja y contestó: ¡Cómo! ¡Sí yo soy el partido!

Geño con gesto de molestia en su rostro respondió rápido… ¡Bueno, eso decidí yo! Felipe Garza Narváez leyó la lista de nombres y respondió severamente “con esta lista no jalo”.

Y como el ahora ex priísta siempre quiso ser diputado federal, agregó que “si el PRI iba con esa lista de nombres, él presentaba la renuncia y se iba de candidato a diputado federal del PRD. El gobernador Eugenio Hernández Flores solo atinó a decirle “piénsalo,”. Ambos se despidieron.

Al día siguiente Felipe Garza Narváez fue convocado nuevamente por el gobernador Eugenio Hernández a una reunión. Y ya en la junta de trabajo, Geño le dijo a Felipe: “Te voy a aceptar la renuncia, pero no te voy a dejar ir”.

Y como producto de esa reunión el chantajista Felipe Garza Narváez renunció a la presidencia del comité directivo estatal del PRI en Tamaulipas y se fue a la secretaría particular del gobernador del estado. El teatrito le funcionó.

Por eso Manuel Muñoz Cano sale de la secretaría particular del gobernador y se va a la secretaría de desarrollo social, y a la dirigencia estatal del tricolor llegó Luis Enrique Rodríguez Sánchez El Pipo, que finalmente tendría resultados horrorosos para su partido en las elecciones federales.

El PRI solamente ganó 3 diputaciones federales. En Nuevo Laredo (Horacio Garza Garza), Victoria (Miguel González Salum) y Mante (Enrique Cárdenas del Avellano).

Por cierto, en la lista original que el gobernador Geño Hernández le entregó al entonces presidente del PRI Estatal Felipe Garza Narváez sí hubo un cambio. En el Quinto Distrito (Victoria) iba Manuel Rodríguez Morales que no quiso ser candidato (después secretario de obras públicas con Egidio Torre Cantú) y en su lugar entró de emergente Miguel González Salum.

MAQUIAVELITO

…”INE le notifica a López Obrador que no podrá ser candidato porque ya fue presidente legítimo…ni modo que se reelija”: El Deforma.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla



LA FUNCION

Download from BIGTheme.net free full premium templates