De nada les valió a los comerciantes de artículos con motivo del mes patrio tener alrededor de 20 años vendiendo sus productos en la Plaza de Armas de Tampico, pues este sábado al menos ocho vendedores fueron obligados a retirarse de ese lugar a pesar de haber pagado sus permisos, pues la autoridad municipal argumentó sin sensibilidad alguna que estorbarán la noche del grito, evento que desarrollarán en ese lugar.

Y la instrucción no dio margen de protestar pues los comerciantes de temporada fueron amenazados por el jefe de piso del Ayuntamiento, José Vélez quien advirtió de manera arbitraria y desdeñosa que si no obedecían el próximo año no les otorgarán el permiso.

Así lo denunciaron Magdaleno Duque Pecina, Patricia Leyton, Felicitas Carlos Sánchez y Tere Pichardo al externar su inconformidad por lo que consideran una injusticia.

Llevamos casi 20 años vendiendo banderas y productos patrios en las fiestas de Independencia, pagamos nuestros permisos respectivamente como este año en que nos cobraron $300”, expusieron.

Dicen que este sábado por la mañana se acercó a ellos el jefe de piso del Ayuntamiento José Vélez quien les informó que tenían que retirarse hasta la calle César López de Lara.

Nos dijo que nos tenemos que quitar todos de la plaza y nos mandó como a tres cuadras a la López de Lara, el motivo es supuestamente porque el domingo habrá un evento masivo y que vamos a estorbar, pero a los de los juegos mecánicos no los retiró, nos negamos rotundamente pues el permiso especifica que pagamos el piso por estar en esta área, nos dijo en manera de amenaza, ahí quédense no hay problema, el próximo año a ver si les doy permiso de volver a instalarse y se fue”, precisó.

Fue Magdaleno quien dijo que Vélez se comportó de manera prepotente con ellos por lo que temen que cumpla su palabra el año que viene, motivo por el que decidieron denunciar públicamente ante los medios de comunicación el trato que recibieron por parte del funcionario público.

Deja tu comentario