“Quiero ser un buen presidente de México”: López Obrador

El candidato señaló que sus simpatizantes son afortunados, pues están a punto de lograr una transformación "sin derramamiento de sangre"

La noche de este miércoles, inició el acto de cierre de campaña del candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, en el Estadio Azteca.

El evento comenzó al filo de las 17:00 h, con una interpretación de la Banda Sinfónica de Tlaxiaco, en el coloso de Santa Úrsula.

Para este acto también participaron los cantantes Eugenia León, Margarita “La Diosa de la Cumbia” y Belinda, entre otros que se presentaron para amenizar este cierre de campaña.

Tras la participación de Belinda, el abanderado de la coalición Juntos Haremos Historia arribó al estadio capitalino para dar su último discurso antes del 1 de julio.

En el mitin, el tabasqueño señaló que se ha decidido a apostar por la vía pacífica y aplicar las premisas de que “solo el pueblo puede salvar al pueblo”.

Sostuvo que de ganar las elecciones terminará con la corrupción; subrayando que actuará siempre con honestidad y de manera consecuente.

Aseguró que todo ha sido posible por “no abandonar la lucha, no claudicar, no vendernos”, hasta lograr la transformación del país.

Señaló que el proceso es muy complejo, pues exige sacrificio y cansancio, pero es posible completarlo.

El abanderado de la coalición Juntos Haremos Historia indicó que se ha ganado el voto de la clase media y de los jóvenes; indicando que, aunque es el candidato de más edad, los jóvenes saben que es el más innovador.

Señaló que sus simpatizantes son afortunados, pues están a punto de lograr una cambio “sin derramamiento de sangre”.

“No porque va a ser una transformación pacífica y ordenada se va a quedar por encimita o en la superficie, no. Va a ser igual de profunda como la Independencia, como la Reforma, como la Revolución. Va a ser una transformación pacífica, ordenada, pero profunda y diría radical y que nadie asuste, la palabra radical, viene de raíz”, aseguró.

El candidato aseguró que en su gobierno habrá estado de derecho, que será respetuoso de los poderes.

El candidato morenista declaró que cerrará el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN); señalando que en su administración habrá pleno respeto de las manifestaciones civiles, derecho a la crítica, logrando así una auténtica democracia.

Indicó que reformará la Constitución para que el presidente en turno pueda ser juzgado por delitos de corrupción.

Detalló que al tercer año del cargo, convocará al pueblo para que decida si el mandatario sigue en funciones o se destituye.

Reiteró que habrá un gobierno austero y sin privilegios, reduciendo los sueldos de los altos funcionarios públicos; incluyendo el propio sueldo del presidente.

Andrés Manuel López Obrador señaló que no habitará la residencia oficial de Los Pinos, ni utilizará el avión presidencial.

Prometió que los impuestos no aumentarán durante su  sexenio, específicamente el IVA y el ISR; también negó que habrá gasolinazos.

Señaló que México ya tiene muchos recursos y un pueblo trabajador, por lo que solamente le falta un buen gobierno.

Declaró que duplicará las pensiones a los adultos mayores y se apoyará a los discapacitados, en materia económica y de salud.

Refirió que enfrentará los problemas de inseguridad del país sin violar los derechos humanos; indicando que él mismo coordinará el gabinete de seguridad, recibiendo diariamente el reporte de los delitos.

El tabasqueño indicó que propondrá a Donald Trump un tratado junto con Canadá para impulsar el crecimiento regional no solo en el ámbito económico.

Pidió a los ciudadanos salir a votar el 1 de julio y cuidar el voto; pues aunque se encuentra “20 puntos por arriba en las encuestas”, apuntó que el triunfo debe ser contundente.

 

También podría gustarte