Por Alex Guerra.

Godzilla II Rey de los Monstruos: Mucho ruido y más nueces

Al terminar de ver Godzilla del 2014, quedé con una impresión muy diferente a cuando vi Pacific Rim en 2013. En esos años me parecía algo arcaico seguir usando la excusa de “batalla en la noche” para no mostrar una animación por computadora en toda su gloria.

Porque eso es Godzilla en el colectivo: un monstruo gigantesco que debe ser admirado en toda su gloria. Y la película de este año logra captar esa esencia y no sólo eso, sino también replicarla en más monstruos que no habíamos visto en la pantalla grande, occidentalmente hablando.

Desde los primeros minutos nos centran en una historia sencilla de comprender, una familia separada por la muerte y destrucción causada por Godzilla en la película pasada. Una pareja que vio sus vidas lanzadas a polos opuestos por los ideales creados por este evento.

Si no fuera por las interpretaciones de su elenco diría que los personajes son casi completamente unidimensionales, pero por fortuna se contó con un elenco de gran nivel.

Una decisión arriesgada si me preguntan elegir una trama tan sencilla, ya que de haberse ejecutado sólo un poco mal hubiéramos sido testigos de una película que cualquier canal de cable dedicado a las cintas de corte B nos tienen acostumbrados.

Cabe también destacar que esta película, no muy sutilmente nos dice “Sí, entendimos, el problema fue que no vieron a Godzilla, perdón”, por lo que sus apariciones no sólo aumentan sino que también se hacen visibles, siendo esa la mayor queja con la película de hace 5 años donde la acción era interrumpida para dar paso a una historia no muy interesante de personajes no muy interesantes.

Ya entonces pongamos atención a la base central de esta película. Un mensaje ambientalista catastrófico, como hemos visto tantos, donde el antagonista pretende acabar con la humanidad por razones ecológicas, de menos reconozco que los personajes hacen hincapié en lo poco original del concepto, haciendo más entretenida esa parte del filme.

También considero muy apropiado que se respeten los orígenes de los monstruos que aparecen en la película, saber que para efectos de las historias por contar Ghidorah sigue siendo un monstruo extraterrestre me hace ver que se están tomando en cuenta y respetando las decisiones dela franquicia japonesa original.

En resumen, me parece que Godzilla II Rey de los Monstruos es un gran esfuerzo por volver a darle un espacio a la franquicia sin caer en los mismos errores que su predecesora, cometiendo nuevos errores que espero sean corregidos. Además es un escalón más en el llamado “Monsterverso” donde habita también Kong.

¿Ustedes esperan con emoción la batalla de estos dos?

Alex Guerra

Twitter: @gunsmithalex

Deja tu comentario