Los altos cobros que aplican por un servicio deficiente provocó que ciudadanos tomaran las instalaciones de la COMAPA y pidan destitución del gerente, Fernando Calderón.

En esta capital la temperatura ambiental ha rebasado los 40 grados centígrados y miles de familias siguen sin el vital líquido.

Es mentira que estén llevando el servicio del agua a través de las pipas y que no se esté cobrando el servicio a quienes no les llega el agua.

Muy molestos por la situación que están viviendo están pidiendo la intervención de las autoridades estatales.

Sin agua y con el recibo de pago, son las demandas de los victorenses, “Culpan de todo a los trabajadores que dicen que no arreglan bien las bombas”, expusieron.

Amenazaron con plantarse afuera de las oficinas del organismo municipal, El gobernador, Francisco Javier Cabeza de Vaca hace bien su trabajo no entendemos porque puso a ese gerente aquí no sabe nada y no atiende, mucho menos resuelve” comentaron.

Deja tu comentario