Como parte del Día Internacional de la Limpieza Costera, el próximo sábado, la Unión Europea (UE) anunció el lanzamiento de una campaña de limpieza en las playas y aseguró que tiene algunas de las políticas más ambiciosas para combatir la contaminación marina en el mundo.
El Comisionado de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella, afirmó que “junto con Naciones Unidas, queremos que nuestros océanos sean más limpios y saludables, en línea con el Objetivo 14 del Desarrollo Sostenible” de esa organización internacional.

El Objetivo 14 plantea, según la ONU, conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos.

Los océanos ocupan tres cuartas partes de la superficie de la Tierra, contienen 97 por ciento del agua de la Tierra y representan el 99 por ciento del espacio vital del planeta por volumen, además tres mil millones de personas dependen de la diversidad biológica marina y costera para sus medios de vida.

De acuerdo con la ONU “a nivel mundial, el valor de mercado de los recursos marinos y costeros y las industrias correspondientes se calcula en tres mil billones anuales o cerca del cinco por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial”.

Además, en los océanos viven cerca de 200 mil especies identificadas, aunque las cifras reales pueden ser del orden de millones, y absorben aproximadamente el 30 por ciento del dióxido de carbono producido por los seres humanos, reduciendo así el impacto del calentamiento global.

La Unión Europea apuntó que este año se realizarán varios eventos como parte de la campaña #EUBeachCleanUp que serán organizados por embajadas de los países miembros del bloque y oficinas de la ONU en todo el mundo, en conjunto con autoridades locales, escuelas, ONG y empresas privadas.

A través de la campaña, que implica actividades de limpieza de basura en las playas, la UE y sus socios quieren involucrar al público y crear conciencia, especialmente entre los niños y jóvenes.

La ONU estima que los popotes de plástico son uno de los artículos que más se encuentran en las playas y muchos terminan en el océano, ya que luego de usarse por unos minutos se desechan y pueden tardar aproximadamente 200 años para comenzar a degradarse.

En tanto, las bolsas de plástico, cuyo uso comenzó a popularizarse en la década de los años 70, se convirtieron en uno de los artículos más cotidianos, pero también es considerado como uno de los más dañinos. A los océanos llegan unos 12 millones de toneladas de plásticos al año.

De acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), 80 por ciento de los plásticos de uso humano termina en los océanos y mares, lo que representa entre ocho y 12 millones de toneladas.

La UE adoptó una estrategia para los plásticos en una economía circular junto con medidas legislativas para reducir la producción y el consumo de los 10 artículos de plástico de un solo uso que se encuentran más comúnmente en la basura marina.

La organización ambientalista sin fines de lucro The Ocean Conservancy inició el Día Internacional de Limpieza Costera en 1986 con la finalidad de que voluntarios recolectaran basura en las playas y desde entonces se realiza el tercer sábado de septiembre.

 

NTX/AES/VRR/RHV

Deja tu comentario