Demandan al Hospital Canseco por negligencia médica en bebé

Los padres de la bebé Aitana acudieron a la PGJE a interponer su denuncia.

Tampico.- “Mi nena no fue encontrada en la calle ni en un bote de basura, estaba en un hospital pero no mantuvieron su cuerpo en refrigeración, ese fue su error y no se quieren hacer responsables”, revelaron los padres de la bebé Aitana cuyo cuerpo les fue entregado en estado de descomposición en el hospital Carlos Canseco de Tampico.
Al acudir a las oficinas de la Procuraduría General de Justicia en el Estado de esta entidad, donde fue interpuesta la denuncia por parte de los ofendidos en contra del hospital y contra quien o quienes resulten responsables, Vicente Rueda y su esposa, hicieron ver que la dirección del hospital solo cumplió con el formalismo, que no les interesa esclarecer el caso que por cierto dicen no es el primero que se presenta.
Vicente Rueda dijo que se cometió una negligencia de parte del hospital en el manejo del cuerpo del bebé que sino hubiera habido tal accidente habría nacido este próximo 15 de septiembre.
“Nosotros queremos aclarar que no culpamos a los médicos de la muerte de mi nena como en las redes sociales mencionan, nosotros lo que queremos es justicia sobre la acción que cometieron de no mantener el cuerpo de mi hija en buenas condiciones”.
El padre dijo que por tal estado en el que el cuerpo se encontraba no pudieron despedirse de su hija como todo padre quisiera.
Insistió en que el cuerpo llegó a los servicios funerarios en estado de descomposición, y con presencia de fauna nociva que son hormigas rojas.
Desmintió al director del nosocomio Luis Antonio Núñez quien dijo que el estado del cuerpo sólo lo podía  determinar un patólogo al señalar que no fue él quien emitió ese diagnóstico sino que fue un técnico que fue quien recibió el cuerpo en el anfiteatro de la funeraria.
“Independientemente de eso creo que cualquier ciudadano se daría cuenta del estado del cuerpo. Mi nena, independientemente de que ya venía sin vida, no fue encontrada ni en la calle ni en un bote de basura, fue en un hospital y es inhumano y aberrante la forma en que a mí me presentan el cuerpo de mi nena, este dolor no se lo deseo a nadie por eso acudimos a las autoridades correspondientes, el Ministerio Público para que se haga justicia”, recalcó.
Vicente Rueda señaló que hicieron el servicio funerario en el DIF porque su esposa es enfermera en una guardería del DIF y allí les mostraron el cuerpo lleno de hormigas y notificaron que así no podían velarlo.
Katia Leticia Ruiz Navarro expuso que lo que hicieron es un daño irreparable.
“Es un hecho muy indignante que no tiene justificación, yo le digo a mi esposo cómo explicas que hayan entrado las hormigas al cuerpo, si metes comida al congelador se conserva, allí no puede haber presencia de hormigas porque es un área hermética, cerrada, te pones a pensar, no era un animalito para que la dejarán en esas condiciones, no la metieron al frío, no se le dieron los cuidados porque cómo explicas entonces eso, también el director dice que tardamos en recoger el cuerpo pero me alivie un día antes y al otro me lo dieron no fue demasiado tiempo como él argumenta, quieren justificar lo injustificable”, remarcó.
La mujer agregó que para ellos el hecho es cómo se la entregaron, “las condiciones en las que estaba mi niña, le tocó a mi esposo y es un recuerdo y daño irreparables porque se va a quedar con esa imagen toda la vida, no se vale que en estos tiempos donde hay tanta tecnología y normas de sanidad en hospitales a parte es nuevo deberían tener personal de salud adecuado e instalaciones adecuadas”.
Dijo el papá que en el área de trabajo social que es el área de recepción, entrega de cuerpos y anfiteatros les dijeron que todo estaba en excelentes condiciones que no se preocuparan, que todo estaría en tiempo y forma que no iba a estar demasiado tiempo, que era tolerable.
“A mi esposa le extrajeron el bebé el 31 de agosto y le dieron el cuerpo a la funeraria en las primeras horas del día siguiente, un día y horas pero preguntamos y dijeron que sí se podía, si hubieran dicho que no yo me retiro con el cuerpo de mi hija”.
Comentó Vicente Rueda que se cometieron errores técnicos y no se quieren hacer responsables, hicieron ver que no son de clase social alta y que cualquiera puede pasar una situación así.
Rueda añadió que el director del hospital les dijo que indagaria y castigarían al responsable y ahora dice que solo aplica sanción y los culpa a ellos.
“Sólo piden disculpas por meras formalidades pero el caso es que no le están dando seguimiento por eso acudimos a las autoridades pues queremos que se haga justicia”, finalizaron.

También podría gustarte