La desocupación de cuando menos el 50% de la siembra por arrendamiento es decir unas 350 mil hectáreas, dejará pérdidas en el campo de 1,200 millones de pesos, considero Julio César Almanza Armas, Presidente de la Federación de Cámaras de Comercio, del estado de Tamaulipas.

La falta de apoyo a productores dejó de ser solo un asunto del campo, ya que las consecuencias afectarían toda la cadena productiva comercial y de servicios esto por las pérdidas que se generarían“.

Estimó que cerca de 700 mil hectáreas de uso agrícola en Tamaulipas se rigen por algún medio de arrendamiento esto de un total de un millón 525,263 de las cuales 551,762 son de riego y 973,501 son de temporal.

Por lo que derivado de la política de cero apoyo al gran productor impulsada por la Federación los productores se limitarían solo a trabajar tierras propias“.

De aprobarse esta iniciativa, miles de productores del norte de Tamaulipas que cultivan sus tierras de sorgo y maíz, dejarán de percibir alrededor de 1 mil 600 millones de pesos de apoyo.

Deja tu comentario