El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó hoy como una pesadilla la condonación de impuestos aplicada durante los sexenios anteriores, y anunció que esa práctica llegó a su fin porque ya no hay personas o empresas predilectas del gobierno.

Ya no hay condonaciones, eso fue un mal sueño, una pesadilla“, declaró en su conferencia de prensa matutina, al calificar como “muy injusto que los campesinos, obreros, profesionistas, que todos paguemos impuestos y existan ‘hijas predilectas’ del régimen que no pagan o se les condonan“.

El mandatario garantizó que “eso ya se terminó” y dijo que en el Congreso “están viendo con buenos ojos que se reforme el Artículo 28 para que queden prohibidas las condonaciones“.

Consideró que “eso nos va a ayudar mucho para que no haya interpretaciones de que, si un temblor afectó a un estado y hubo tragedia, entonces sí se puede condonar“.

No, cerrar cualquier posibilidad de simulación y de usar este instrumento para beneficio de grupos o personas. Que quede en la Constitución establecido, es una garantía, ojalá se apruebe y de ahí le damos vuelta a la hoja“, agregó López Obrador.

Aclaró que una cosa es la devolución, que va a seguir existiendo mediante los mecanismos de Hacienda, y otra la condonación.

 

NTX/FUP

Deja tu comentario